Envíos a nivel nacional en 1 a 2 días hábiles.

Carrito de compras

Tu carrito está vacío

Continúa comprando

¿Qué es la Pañalitis y cómo puedes tratarla?

Como padres, tratamos de hacer todo lo posible para prevenir que nuestros peques tengan pañalitis, pero a veces esa dolorosa dermatitis del pañal sigue reapareciendo. No hay necesidad de preocuparse. La dermatitis del pañal puede ser desagradable y dolorosa para el bebé, pero la condición es común, y con algunos consejos y trucos deshacerse de ella es más fácil de lo que pensamos. ¿Qué es una dermatitis del pañal? Para tratar o prevenir por completo la dermatitis del pañal, es esencial saber qué causa la afección. La dermatitis del pañal a menudo se ve como una irritación en el área del pañal, es causada por una combinación de calor, fricción y contacto con la humedad (orina y heces). Estos factores contribuyen a irritar la delicada piel de tu bebé y la capa protectora de la piel puede desequilibrarse, enrojecerse y romperse. La dermatitis del pañal puede variar en tamaño, forma y gravedad, y muchos factores diferentes juegan un papel en cómo tu bebé se verá afectado por este tipo de erupción, como: el tipo de piel de tu bebé, los alimentos que come, el tipo de pañal que usa, la frecuencia con la que cambia de pañal y, especialmente, los productos para el cuidado de la piel que usa.  ¿Cómo es la dermatitis del pañal?  Cuando la piel de tu bebé se pone roja, es una señal de que algo anda mal, pero ¿cómo se ve realmente una dermatitis del pañal? Una dermatitis del pañal a menudo se observa en áreas irritadas, rojas, planas, o cambios en la piel de tu bebé con una superficie lisa y "brillante". En casos más graves, la piel puede comenzar a supurar o convertirse en una herida con ampollas. Afortunadamente, hay varias cosas que puedes hacer para tratar la dermatitis del pañal de tu bebé, cómo vigilar de cerca la condición de la piel de tu bebé y usar los pañales, productos para el cuidado de la piel y rutinas adecuados. ¿Cómo se produce una dermatitis del pañal? Puede desarrollarse muy rápidamente, y especialmente si la piel de tu bebé ha estado en contacto con la orina y las heces durante demasiado tiempo. Pero también puede suceder si la piel se calienta demasiado, los pañales que usa no son respirables o el material irrita la piel. La dermatitis del pañal es más común en bebés que en niños pequeños, ya que el sistema inmunológico de un bebé aún no está completamente desarrollado y la piel aún es joven y frágil. Por lo tanto, cuanto más pequeño sea tu bebé, mayor será el riesgo de dermatitis del pañal o irritaciones de la piel.  Conoce la piel de tu bebé Durante las primeras semanas después del nacimiento de tu bebé, pasas mucho tiempo conociendo a este pequeño extraño, y te aconsejamos que también conozcas su piel. No hay dos bebés iguales, y tampoco lo es su piel. Algunos bebés tienen piel suave como la seda desde el nacimiento, algunos tienen piel sensible, mientras que otros pueden experimentar piel seca o incluso eczema. La condición de la piel de tu bebé tiene mucho que ver con la genética, pero los productos que uses también son de gran importancia. La piel de los bebés reacciona de manera diferente a los pañales, el calor, el contacto con la orina/heces e incluso los productos para el cuidado de la piel, y la propensión de la piel de tu bebé a la dermatitis del pañal también varía. Si la piel de tu bebé está repentinamente roja o irritada en el área del pañal, lo más probable es que sea una dermatitis del pañal. ¿Tu bebé sufre de diarrea? ¿O ha pasado demasiado tiempo entre los cambios de pañal (confía en nosotros, nos sucede a todos)? ¿Has elegido el pañal del tamaño correcto o es demasiado pequeño para absorber toda la orina? ¿El pañal no se pone correctamente, tal vez está demasiado apretado e irrita la piel de tu bebé? O tal vez no es una dermatitis del pañal en absoluto, sino un tipo diferente de afección de la piel, como eczema, una infección por levaduras o una erupción por calor. Si estás preocupada o tienes dudas sobre el tipo de erupción que tiene tu bebé, o si el área roja tiene ampollas o sangrado, siempre debes consultar a tu médico.   Cómo tratar la dermatitis del pañal  Si tu bebé está experimentando dermatitis del pañal, esto es lo que debes hacer:  Primero:  Intenta identificar la causa de la erupción usando el método de exclusión: Intenta cambiar el pañal con más frecuencia.   Prueba con un pañal de otro tamaño.  Prueba con otro pañal si los que usa no son respirables.   Trata de aflojar el pañal para asegurarte de que no esté demasiado apretado. Segundo:Asegúrate de tener mucho cuidado al lavar y limpiar el área roja. (Ver más sobre la rutina correcta de cuidado de la piel a continuación).  Tercero:Trata de dejar a tu pequeño sin pañal durante solo 10-15 minutos un par de veces al día para dejar que la piel respire. Nada es más curativo para un bebé irritado que el aire. Cuarto:Asegúrate de usar productos suaves y seguros para el cuidado de la piel. Especialmente desarrollados para la piel sensible del bebé y para crear una barrera en la piel que la ayude a sanar. Rutinas de cuidado de la piel para bebés  Las buenas rutinas de cuidado de la piel son importantes para garantizar una piel saludable del bebé, pero ¿qué es importante saber y cómo hacerlo?  Limpiar la piel  Si la piel de tu bebé está roja o dañada por la dermatitis del pañal, la piel necesita las mejores condiciones posibles para sanar. Primero limpia el área de una manera muy suave: usa un paño de algodón suave o toallitas suaves para bebés como las toallitas húmedas Bambo Nature que se pueden usar diariamente y son perfectas para una limpieza suave.  Seca la piel con palmaditas o déjala secar al aire. No frotar. Esto dejará intacta la capa protectora de la piel.  Hidratar y proteger Cuando tu bebé esté limpio y seco, aplica una crema protectora de barrera o una crema para la dermatitis del pañal como Bambo Nature Soothing Cream para proteger la piel contra la orina y las heces. Aplica solo una capa delgada para asegurarte de que la piel pueda respirar. Deje que el producto se seque un poco antes de poner un pañal nuevo. Una crema protectora de barrera es esencial para tratar la dermatitis del pañal, ya que:  Repara la capa protectora de la piel del bebé. Proporciona humedad a la piel.  Reduce la evaporación del agua a través de la piel, haciendo que la piel no se seque.  Deja una capa protectora sobre la piel para que la piel esté mejor protegida contra la orina y las heces. Además de usar los productos y rutinas adecuadas para el cuidado de la piel, también es muy importante cambiar el pañal de tu bebé con frecuencia. La piel húmeda o mojada es más sensible a la fricción y la irritación.  Por lo tanto: Cambia el pañal tan pronto como esté muy mojado o inmediatamente después de que tu bebé haga una deposición. Usa un pañal con un indicador de humedad, la línea en el exterior del pañal. Esto cambiará de color cuando tu bebé orine y te mostrará cuándo es el momento de cambiar el pañal.  Cambia el pañal con más frecuencia de lo que lo harías normalmente. Elige el pañal y el cuidado de la piel adecuados  Desde el momento en que nace tu bebé entra en contacto con un pañal, y en los años venideros los usará casi las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Razón de más para prestar especial atención a la elección de uno bueno.  Un buen pañal para bebés está hecho de materiales suaves y respirables que son seguros para su piel.  Al elegir un pañal respirable y amigable con la piel, te aseguras de una buena temperatura entre la piel de tu bebé y el pañal para que la piel sude lo menos posible. También es importante que el pañal absorba la orina y la humedad de las heces rápidamente para que la piel de tu bebé permanezca seca incluso después de múltiples micciones. La piel seca en el área del pañal es clave para prevenir la dermatitis del pañal. Además de elegir un buen pañal, también es muy importante encontrar los productos adecuados para el cuidado de la piel para ayudar a mantenerla saludable. Cuando compres productos para el cuidado de la piel, elige productos naturales, seguros y suaves, diseñados para la piel sensible del bebé. Te recomendamos que sean libres de: parabenos cloro preservantes perfume colorantes ¿Se puede prevenir la dermatitis del pañal?  Si tu bebé ha experimentado una dermatitis del pañal, sabes de primera mano que puede ser realmente dolorosa para tu pequeño, por lo que, por supuesto, debes hacer todo lo posible para evitar que se desarrolle otra erupción. De hecho, la prevención es clave cuando se habla de pañales, ya que prevenir una erupción es mucho más fácil que tratar con un bebé adolorido. Incluso si la piel de tu bebé es menos propensa a la dermatitis del pañal que la de otros bebés (¡suerte!) Incluso cuando crees que has tomado todas las precauciones y has hecho todo bien. Tal vez a tu bebé le están saliendo los dientes (para algunos eso es casi una garantía de irritación) o tu bebé ha estado comiendo ciertos tipos de alimentos ácidos como tomates o mandarinas. Cuanto antes descubras la erupción, antes podrás hacer algo al respecto para evitar que se desarrolle. No podemos prometerte que tu bebé nunca volverá a experimentar dermatitis del pañal, pero tal vez, estos consejos pueden ayudar a prevenir futuras erupciones o al menos mantenerlas al mínimo. Nuestros 7 mejores consejos para la dermatitis del pañal:  Cambia el pañal si está mojado o sucio. Limpia suavemente la piel de tu bebé. Use un paño suave o toallitas sensibles para bebés. Si usas jabón, elige un tipo suave, amigable con la piel con el valor de pH correcto y sin perfume ni color.  Seca suavemente la piel o deja que se seque al aire.  Usa pañales para bebés suaves, amigables con la piel y respirables.  Asegúrate de haber elegido el pañal del tamaño correcto y de que esté puesto correctamente, ni demasiado apretado ni demasiado suelto. Quítale el pañal varias veces al día y deja que se seque al aire. Esta es una forma natural y suave de secar la piel de tu bebé. Para evitar accidentes, coloca a tu bebé sobre una toalla suave o un cambiador absorbente desechable. Siempre usa el sentido común cuando se trata de la salud de tu bebé. En caso de duda, o si la piel de tu bebé está dañada, sangrando o ampollada, SIEMPRE consulta a tu médico.